Pocas cosas son tan gratificantes después de un largo día de trabajo que llegar a casa y sentarse en el sofá. Sobre todo si se hace en el lugar favorito de cada uno y se trata de un mueble cómodo y acogedor. ¿De verdad quieres llegar a casa y sentarte sobre un mueble de mala calidad, que te resulte incómodo o que se haya hundido por el paso del tiempo obligándote a adoptar una postura incómoda?

Seguro que no. Pero, tal vez, pienses que no te queda otro remedio porque no tienes ahorrado suficiente para otro sofá que presente mejores condiciones. No es así, existen sofas relax baratos de muy buena calidad, cómodos y acogedores en lo que podrás tener tu merecido descanso al final del día.

Algunos de estos sofás cuentan con asientos deslizantes que te permiten recostarte cómodamente. El asiento se deja ir hacia adelante a la vez que el reposacabezas se inclina para que puedas adoptar una postura más cómoda. Pero los hay incluso mejores. Se trata de los que a la vez que haces esto, dejan salir un mecanismo para que puedas apoyar tus pies y quedar totalmente recostado.

Este sistema, propio de los sofás individuales de descanso, ahora también se encuentra en muchos tresillos en los que los dos asientos laterales disponen de este sistema. Existen en el mercado más opciones, como los sofás que combinan diferentes sistemas de relax con un chaise longue.

Estos son sin duda los más cómodos porque permiten opciones muy diferentes. Por un lado, recostarse en el chaise longue a la manera más clásica. Algunos son tan anchos que permiten ser compartidos por dos personas con comodidad. Un asiente en el medio deslizante, cómodo, pero para estar en posición sentada, que es algo que para muchas personas es lo más cómodo, especialmente si están realizando alguna otra actividad.

Por último, el asiento de la esquina opuesta al chaise longue no solo es deslizable, también tiene el sistema de reposapiés oculto que hace que quién se siente allí pueda optar entre uno o dos niveles de reclinación según el deseo de cada uno.

Tres opciones perfectas para cada persona o para alternar según el momento, en un sofá que realmente te proporcionará todo el descanso que te has ganado a lo largo del día, haciendo todavía más agradable el regreso al hogar tras la jornada de trabajo.