Para la mayoría de las marcas no se trata tan solo de conseguir clientes, se trata de fidelizarlos. Si consiguen que aquellos que compran una vez sus productos repitan más veces, conseguirán una clientela fija y estable que es la que realmente sostiene las ventas.

Para esto se utilizan diferentes trucos o estrategias:

-La calidad. Evidentemente, la mejor estrategia para captar clientes es la buena calidad de un producto. Si algo es bueno cuando se prueba lo habitual es que se repita. Si algo no es bueno, no se repetirá aunque su imagen sea muy buena y aunque pongan a funcionar otros trucos y estrategias.

Por supuesto, hay algunas excepciones, ya que todos conocemos algún ejemplo de productos que calidad dudosa pero ampliamente consumidos porque tienen detrás grandes campañas que hacen que la gente confíe en esas marcas.

-Los clubes. Hay clubes formados por marcas que ofrecen todo tipo de regalos e incentivos a sus miembros. El truco está en que para recibir estos premios deben de consumir los productos, pero sin obligar a consumir más, sino que recompensan las llamadas compras naturales.

Un ejemplo es el central lechera asturiana club que permite que los clientes que compran cosas de esta marca puedan juntar puntos. La misma estrategia que aplican los supermercados y tiendas que ofrecen tarjetas de puntos, que se suman en cada compra y que permiten obtener muchos descuentos.

-La identificación con la marca. Cuando una marca se asocia a determinados valores es más fácil que un tipo concreto de clientes se conviertan en consumidores fijos de la misma. Podemos poner muchos ejemplos, como el de las bebidas de cola.

En sus anuncios, una de las marcas trata de asociarse siempre con los más jóvenes y rebeldes mientras que la otra intenta asociarse con valores juveniles, pero sobre todo con los más familiares.

-Las redes sociales. Las redes sociales son, en los últimos años, una de las maneras más rentables de fidelizar clientes. Un buen CM puede hacer que muchas personas se aglutinen alrededor de una página de Facebook o de Instagram y comiencen a interactuar.

En las redes sociales el cliente agradece poder hablar directamente con la “marca” y conocer las novedades en primera persona, además de poder optar a todo tipo de sorteos exclusivos que se realizan en las redes y que son otra manera de fidelizar clientes, a la par de captar otros nuevos.