Cuando pensamos en comprar un determinado producto que no hemos usado antes y queremos innovar en la cocina generalmente preguntamos a algún amigo o amiga si lo ha probado para conocer su opinión. Nos fiamos del criterio de la gente que conocemos porque sabemos que no hay intereses ocultos en su opinión y que lo que nos van a contar es  la verdad.

Pero cuando llegamos a Internet buscando opiniones de otras personas a menudo sentimos una cierta desconfianza. Esta no está exenta de razón, ya que todos sabemos de casos de personas a las que se les paga por opinar positiva o negativamente de una marca o de un establecimiento.

Esto no se debe de confundir con aquellos que ofrecen a consumidores sus productos gratis para prueba a cambio de una opinión pero en la cual la persona tiene total libertad para decir qué es lo que piensa sin tener que ofrecer una crítica positiva. En cualquier caso, lo adecuado es que en la crítica figure el hecho de que el producto ha sido cedido para su valoración, de modo que los lectores sepan que esa persona no pagó por su compra.

Todos saben que las opiniones en Internet tienen su peso y por ese motivo han comenzado a utilizarlas como arma tanto para mejorar la imagen como para tirar por tierra la de la competencia. Esto es juego sucio en toda regla y muchas veces ni siquiera es responsabilidad de la marca, sino de una campaña de marketing realizada por gente con poca ética.

No obstante, hay lugares en los que todavía se puede confiar en la opinión de los consumidores. Un buen ejemplo son los foros en los que al final es muy fácil detectar a quienes entran con la intención de hacer propaganda positiva o negativa. Otro ejemplo son las páginas como lechera asturiana club en las que los consumidores exponen opiniones y comparten recetas y otras experiencias.

En estos clubs no hay intereses ocultos, sino ganas de participar y que otras personas conozcan las recetas que a cada uno le gusta hacer en su casa y tomar así nuevas ideas para sus platos de cada día. Dado que son páginas de una marca determinada, es lógico que se usen los productos de esa marca, por lo que no se van a ver críticas negativas. A mayores, en este club se pueden conseguir premios y fantásticos descuentos comprando los productos Central Lechera.