Adiós a Windows Vista

Todo tiene un principio y un final, pero si hablamos de informática, los finales suelen ser más rápidos que en cualquier otro ámbito. Seguro que habéis oído hablar de la obsolescencia programada, ese concepto que define la fecha de caducidad de los productos tecnológicos impuesta a priori por las empresas fabricantes. Esto es un negocio, por si a alguien se le había olvidado.

Recientemente Microsoft ha informado que dejará de dar soporte a Windows Vista, el sistema operativo que cumple 10 años. En la tienda de mantenimiento informatica en Barcelona que suelo frecuentar me han dicho que es lo normal, que tampoco es para enfadarse: que un sistema operativo tenga una vida útil de 10 años no está nada mal.

Así que atención a todos los que todavía usan Windows Vista o XP porque la seguridad de sus equipos podría verse comprometida, incluyendo los datos almacenados en sus equipos. Y es que Microsoft deja de dar soporte a ambos lo que se traduce en que no vigilará la presencia de virus y otras amenazas de seguridad que puedan afectar a dichos sistemas operativos.

De hecho, los usuarios de ambos OS ya habrán notado desde hace tiempo que determinadas aplicaciones y programas no funcionaban bien en los últimos tiempos. Google a través de su navegador Chrome ya venía avisando de que no iba a diseñar más actualizaciones para Vista y XP.

Y aunque es lo más importante, no todo es la seguridad. Como me han comentado en la tienda de mantenimiento informatica en Barcelona, muchos nuevos programas dejarán de funcionar en esos sistemas operativos. Como Microsoft ya no da soporte, el resto de firmas vinculadas a la informática ya no tienen la ‘obligación’ de adaptar sus productos a Vista y XP. Es decir, lo que ha hecho Google.

Mozilla también se ha subido al carro, aunque su navegador Firefox se mantendrá un tiempecito más operativo para esos dos sistemas operativos. Pero ya han avisado: el Firefox 52 es el último compatible con XP y Vista. Nostálgicos, manazas, vagos y empresas desactualizadas deben aceptarlo. La obsolescencia programada (o como lo queramos llamar) es así.

Empresas que mantienen empresas

Cada vez son más las empresas que deciden contar con los servicios de algún tipo de sistema de almacenamiento de datos y de sistemas como puede ser un centro de almacenamiento de datos, un sistema de almacenamiento gestionado por una empresa de servicios de mantenimiento informático de Madrid y que se puede contratar de forma externa en una empresa especializada en este tipo de sistemas, o también contar con un servicio de centro de datos propio, algo que como ocurre con todo, cuenta con sus propias ventajas y con sus propias desventajas.
Una de las grandes ventajas con las que cuenta el hecho de tener un centro de datos dentro de la propia empresa y que esté controlado por una empresa de servicios de mantenimiento informático de Madrid es que con ello se podrá tener todo el control sobre el centro de datos y sobre todo su entorno y el sistema en general. Esto incluye que en todo momento la empresa tendrá el control absoluto de la vigilancia y el mantenimiento del sistema por lo que podrá tener el control total a la hora de saber el personal que entra en el centro de datos.
Pero no son las únicas ventajas con las que cuenta el centro de datos, y es que además de los beneficios y las ventajas ya mencionadas, el hecho de que la empresa cuenta con un sistema de almacenamiento interno propio, y esto es algo muy beneficioso ya que hará que la red WAN de la propia empresa sea totalmente independiente de la de los proveedores, una característica ideal para poder trasferir datos de una forma mucho más rápida y sin ningún tipo de interferencia
Sin embargo, contar con el servicio de un centro de datos controlado por una empresa de servicios de mantenimiento informático de Madrid también puede tener una serie de inconvenientes. El primero de ellos es el coste que puede suponer para la empresa el hecho de albergar un centro de datos interno ya que este tipo de sistemas de almacenamiento necesita una serie de gastos de mantenimiento para mantenerlo en condiciones óptimas de uso y de seguridad, teniendo que invertir también en los diferentes sistemas de seguridad para este tipo de centro de datos. Además, por lo general las empresas de Madrid que cuentan con un centro de datos interno suelen contar con menor espacio de almacenamiento que cuando se contrata este tipo de servicios de forma externa.

Monta tu propio ordenador

No hace falta ser un experto informático para montar tu propio ordenador por componentes. Una tienda de servicios mantenimiento informática Valencia nos puede ayudar. Nos llevará más tiempo que comprar un ordenador de marca pero la relación calidad precio será mejor si lo hacemos nosotros mismos.
¿Por qué montar un ordenador “a medida”? Las ventajas son muchas. Para empezar adaptaremos el equipo a nuestras necesidades. Si vamos utilizarlo para trabajar, es posible que nos necesitemos una tarjeta gráfica demasiado potente. Si por el contrario buscamos un PC gamer, la tarjeta gráfica será clave en el equipo.
Hay que tener en cuenta que los ordenadores de marcas reconocidas vienen con pocas opciones a elegir y pocas variantes, pero con un equipo a medida, las opciones se multiplican. ¿Y qué partes debemos tener en cuenta a la hora de “construir” nuestro propio ordenador?
Para empezar, está el procesador, una parte fundamental en la que a veces es mejor gastar un poco más como recomiendan en la tienda de servicios mantenimiento informática Valencia. Eso sí, como decíamos más arriba con la tarjeta gráfica, no sirve de nada comprar el mejor procesador del mercado si no vamos a aprovechar su rendimiento. Por lo tanto, si no somos expertos, lo adecuado es dejarse asesorar señalando el tipo de uso que vamos a dar al equipo.
Luego está la placa base, otro componente importante que debe ir en relación al procesador elegido. Memoria RAM, tarjeta gráfica, disco duro, fuente de alimentación, monitor, refrigeración, etc. Si tenemos pensado montar nuestro propio ordenador deberemos elegir entre muchas opciones. Al principio puede parecer complicado pero no lo es tanto una vez que te inicias en el mundillo.
Además, en internet existe mucha información con consejos y experiencias. Quizás demasiada información… Nuestro consejo es que tengas muy claro el uso que vas a dar al equipo para adaptar los componentes que compres al mismo. Y una vez que tengas un plan acudir a una tienda de confianza para asesorarte.
Aunque comprar un ordenador de marca ya montado es una opción más sencilla, generalmente es más cara que hacerlo tú mismo. Tenlo en cuenta.

¿El final del PC?

Si estamos atentos a las últimas noticias en el ámbito de la electrónica de consumo, cada cierto tiempo escuchamos que se acerca el final de tal o cual aparato. Ahora le toca al PC. El ordenador personal lleva mucho tiempo entre nosotros. Recuerdo cuando compré el primero hace un montón de años en un centro de informáticas en Rivas Vaciamadrid.
Los ordenadores personales comenzaron a difundirse en los años 80, pero fue sobre todo en los 90 paralelamente al éxito del sistema operativo Windows, como el PC apareció en casi todos los ahogares. Y hasta hoy.
Sin embargo, la revolución tecnológica que hemos vivido en el siglo XXI ha amenazado el futuro del PC hasta el punto de que mucha gente augura su final cercano. Un tal Tim Cook, mandamás de la todopoderosa Apple, ha sido uno de los que recientemente ha sugerido que las tecnologías más vanguardistas como las tablets, terminarán poniendo punto y final a nuestro idilio con el PC.
Bueno, pues permitidme que discrepe. Y no soy el único. Mis amigos del centro de informáticas en Rivas Vaciamadrid también opinan que al PC todavía le quedan unos cuantos años. O décadas.
Es cierto que cuando irrumpió la tablet supuso un boom a nivel mundial. Era un concepto similar al smartphone pero con una pantalla mayor que abría nuevas posibilidades. Pero ha sido el mercado de las tablets el que se ha estancado en los últimos dos años. ¿Por qué? Los usuarios no cambian tanto de tablet como de móvil, con lo que las ventas se han reducido.
En este sentido, resulta curioso que el iPad Pro, la tablet de gran tamaño que Apple sacó para hacer frente al Surface Pro de Microsoft esté resultando un fracaso de ventas. Y era precisamente el iPad Pro el que tenía que ‘acabar’ con el PC…
Mientras haya profesionales que trabajen en oficinas (o en casa) y necesiten ordenadores con pantalla de gran tamaño y de gran rendimiento, el PC seguirá teniendo su lugar. Es cierto que los portátiles y los híbridos cada vez son más potentes, pero al ordenador personal no va ser tan difícil buscarle sustituto a corto plazo.