Adiós a Windows Vista

Todo tiene un principio y un final, pero si hablamos de informática, los finales suelen ser más rápidos que en cualquier otro ámbito. Seguro que habéis oído hablar de la obsolescencia programada, ese concepto que define la fecha de caducidad de los productos tecnológicos impuesta a priori por las empresas fabricantes. Esto es un negocio, por si a alguien se le había olvidado.

Recientemente Microsoft ha informado que dejará de dar soporte a Windows Vista, el sistema operativo que cumple 10 años. En la tienda de mantenimiento informatica en Barcelona que suelo frecuentar me han dicho que es lo normal, que tampoco es para enfadarse: que un sistema operativo tenga una vida útil de 10 años no está nada mal.

Así que atención a todos los que todavía usan Windows Vista o XP porque la seguridad de sus equipos podría verse comprometida, incluyendo los datos almacenados en sus equipos. Y es que Microsoft deja de dar soporte a ambos lo que se traduce en que no vigilará la presencia de virus y otras amenazas de seguridad que puedan afectar a dichos sistemas operativos.

De hecho, los usuarios de ambos OS ya habrán notado desde hace tiempo que determinadas aplicaciones y programas no funcionaban bien en los últimos tiempos. Google a través de su navegador Chrome ya venía avisando de que no iba a diseñar más actualizaciones para Vista y XP.

Y aunque es lo más importante, no todo es la seguridad. Como me han comentado en la tienda de mantenimiento informatica en Barcelona, muchos nuevos programas dejarán de funcionar en esos sistemas operativos. Como Microsoft ya no da soporte, el resto de firmas vinculadas a la informática ya no tienen la ‘obligación’ de adaptar sus productos a Vista y XP. Es decir, lo que ha hecho Google.

Mozilla también se ha subido al carro, aunque su navegador Firefox se mantendrá un tiempecito más operativo para esos dos sistemas operativos. Pero ya han avisado: el Firefox 52 es el último compatible con XP y Vista. Nostálgicos, manazas, vagos y empresas desactualizadas deben aceptarlo. La obsolescencia programada (o como lo queramos llamar) es así.

Bombillos antibumping, ¿funcionan?

En los últimos meses todos hemos oído hablar del método bumping para entrar en los domicilios. Bandas organizadas, especialmente de Europa del este, se han especializado en esta técnica que les permite abrir más del ochenta por ciento de las cerraduras sin hacer ningún tipo de ruido y sin forzarlas siquiera.

Es tan rápido que solo tienen que acercarse, aplicar sus artimañas y entrar en el mismo espacio de tiempo que cualquier persona tarda en sacar las llaves de su bolsillo y accionar la cerradura. Por este motivo, es muy difícil pillarlos, ya que entran en la casa muy rápido, cogen lo que quieren y se van sin levantar sospechas.

En algunos casos incluso dejan la puerta cerrada nuevamente, por lo que si la persona está de vacaciones, no se enterará de nada hasta que vuelva y se encuentre su casa desvalijada. Se han dado casos de ladrones que han entrado en la vivienda y, sin revolver y tomándose su tiempo porque sabían que la persona no iba a volver, se han llevado joyas y objetos de valor que sus propietarios tardaron incluso meses en echar de menos.

Pero, ¿es posible utilizar una cerradura que combata a este tipo de ladrones? La respuesta está en las nuevas cerraduras antibumping que evitan este tipo de robos. Se trata de bombillos especialmente diseñados para evitar estas técnicas de robo tan avanzadas. En algunos casos, el truco está en las llaves con un sensor de seguridad y en otros, en la manera en la que el bombillo está diseñado por dentro.

Estos bombillos tienen además otros dispositivos que evitan que se pueda romper el interior, taladrarlo o aplicarle alguna de las técnicas más habituales para robo a parte del bumping. Podemos decir que se trata de las cerraduras más seguras.

Par evitar robos, también hay que tomar otras medidas de seguridad, como llamar a un Cerrajero urgente en San Sebastian 24h en caso del robo o pérdida de las llaves, cambiando el bombillo de manera rápida antes de las llaves puedan ser utilizadas por otra persona para acceder a la vivienda.

También es importante que si nos vamos de vacaciones no lo digamos en las redes sociales, ya que de este modo estaremos dando información a los ladrones sobre nuestra ausencia del domicilio, una clara invitación para que acudan a robar sabiendo que no van a ser interrumpidos por nadie.

¿Son todos los centros de día iguales?

Cuando se busca un Centro de dia en Madrid para un familiar se tienen en cuenta muchas consideraciones, entre ellas que quede cerca, que tenga buenas críticas y que ofrezca las prestaciones que necesita el mayor. Pero, ¿son todos los centros iguales? ¿Ofrecen prestaciones similares? ¿Funcional de la misma manera?

A poco que se comience a mirar y a comparar es fácil darse cuenta de que la respuesta es que no. Una de las primeras diferencias que podemos encontrar está en la especialización. Algunos centros de día están especializados en personas con demencias y enfermedad de Alzheimer, un problema que por desgracia es muy frecuente en personas de edad avanzada.

Los centros especializados en este tipo de enfermedad ofrecen terapias especializadas que ayudan a ralentizar el proceso, tratando así de que el paciente se encuentre lo mejor posible el máximo de tiempo. Además, el personal que trabaja en estos centros de día está formado específicamente y por tanto sabe cómo actuar en cada momento cuando tratan con estos enfermos.

Otros centros de día están pensados para gente que se vale por sí misma y mantiene una cierta autonomía. En estos casos, es muy importante la oferta que se basa no solo en la salud, sino también en el entretenimiento, como por ejemplo gimnasio, juegos de cartas, cursos de manualidades etc.

En algunos casos,  cuando el centro tiene suficientes dependencias, puede albergar tanto a personas con enfermedades degenerativas de la memoria como a personas totalmente capaces, pero debe de poder hacerlo sin perjudicar ni a unos ni a otros y dándoles la atención que precisan.

La familia debe de acudir a un centro que pueda ofrecer aquellos servicios que necesite el mayor, aunque quede más alejado del domicilio, ya que en la mayoría de los casos hay servicios de transporte para poder recoger a la persona y dejarla en su casa con determinados horarios en el caso de que la familia no pueda hacerlo.

En muchos casos, las mejores referencias sobre la calidad de atención de un centro de día son las que ofrecen otros usuarios en redes sociales y en foros especializados. Buscar este tipo de opiniones puede ser básico para decidir a qué centro llevar a los mayores para que estén bien atendidos ya sea media jornada o el día completo mientras la familia atiende a sus trabajos o a los niños de la casa.